Una mascota no es un artículo de escaparate

Una mascota no es un objeto o algo que se puede cambiar; es un ser vivo que necesita cuidados y responsabilidad de todos los integrantes de un hogar.

Ya pasaron las Fiestas de Navidad y Año Nuevo y seguramente en muchos hogares hay un nuevo integrante de la familia, que puede ser un perro, un gato, un hámster, un conejo o algún animalito que el niño recibió de regalo.

Un gato como un perro pueden vivir hasta los 15 años de edad y el abandono es una crueldad y un acto de gran injusticia para el animal. Lamentablemente muchas personas optan por abandonar a las mascotas que fueron regalo de Navidad de sus hijos dejando de lado los beneficios que le otorgará vivir con ella ya que se trata de un privilegio que nos hará enormemente felices

Un perrito o un gatito no son un juguete nuevo para un rato sino un ser vivo al que hay que cuidar correctamente y que poco a poco se adaptará seguramente a su nuevo hogar. Es una obligación de los padres inculcar a los niños que a los amigos no se les abandona en ninguna circunstancia ya sea por mudanza o vacaciones y que debemos estar con ellos en las buenas y en las malas.

Aunque usted no lo crea una persona que tiene una mascota aprende cada día más sobre la amistad y la fidelidad. Si ha tenido la experiencia de tener un perro se habrá dado cuenta que han sido capaces de cambiar la vida de una familia porque cuanto más cariño le da más recibirá a cambio.

Recuerde si tiene un perrito, gatito o alguna otra mascota en casa ya no hay vuelta atrás. Ellos nos necesitan, no son un juguete solo por una festividad o para un rato sino para todo lo que duren sus vidas y está en nuestras manos que su paso por este mundo sea feliz.

Acerca de Rocío Vicente

Reportera y redactora vicentro@hotmail.com

Ver todas las entradas de Rocío Vicente →

Deje una respuesta