Menudencias de pollo: ricas, baratas y nutritivas

La necesidad nos hace creativos, reza un dicho popular, que bien podemos aplicarlo a nuestra culinaria; varios de ellos, han sido inspirados en las menudencias del pollo.

Por Carlos Holsen
“Lo que no te sirve a ti, me nutre a mí, ha sido la consigna de los sectores más postergados en la sociedad. Los españoles llamaban “partes innobles” a las visceras de res que regalaban a sus esclavos, y de sus manos, salieron los más deliciosos platos.

Más adelante, el pollo se convirtió en el protagonista del paladar de quienes podían comprarlo. Mientras la sangre, las tripas, patas, mollejas, hígados y corazones, eran regaladas o vendidas a muy bajo costo a la clase más golpeada económicamente.

El ingenio popular hizo de la “sangrecita” un tributo gastronómico y del “aguadito” un suculento plato para aplacar el hambre.

La sangrecita  reemplazo al relleno por costo y sabor; las mollejas treparon a las parrillas  la mollejita y al jugo, se convirtió en la preferida de paladares sabios y sibaritas; el higadito con yucas, en el plato preferido de estudiantes y obreros; las patitas de pollo preparadas en caldo, son buscadas ahora por su aporte de colágeno y dietas de convalecientes.

Ineludible citar los mini anticuchitos de corazón de pollo o las tripitas a la parrilla.

PATAS DE POLLO
Las patas de pollo es una fuente alta de colágeno (rejuvenece la piel) aportan proteínas, necesarias para la reparación celular y de los tejidos, además de la grasa, que permite una mejor absorción de  vitaminas. Fortalece los huesos y uñas.

También aporta una serie de minerales esenciales como el selenio,  importante para el funcionamiento de la tiroides y para nuestra salud cardiovascular.

CORAZÓN DE POLLO
Contiene proteínas, carbohidratos y no contiene fibra.También tiene minerales como fósforo, potasio  o sodio, pero no Flúor. Algunas vitaminas importantes como la B-9,   B-12, Vitamina B-3 . 100 gramos de corazón de pollo contiene el 8% del total diario de calorías necesario.

HÍGADO DE POLLO

El hígado de pollo  contiene proteínas,  carbohidratos,  grasa y no contiene azúcar, . Entre sus nutrientes también se encuentran las vitaminas B4, B9, B7 y K. Además de estas propiedades, el hígado de pollo contiene hierro, muy importante para evitar la anemia.
Es bueno para la piel, por su alto contenido de riboflavina o vitamina B2.
Dada su alta cantidad de proteínas, el hígado de pollo es un alimento recomendado especialmente para el desarrollo muscular. Los alimentos ricos en proteínas como esta carne, están recomendados durante la infancia, la adolescencia y el embarazo ya que en estas etapas, es necesario un mayor aporte de este nutriente. El alto contenido en zinc del hígado de pollo facilita a nuestro organismo la aslimilación y el almacenamiento de la insulina.

MOLLEJAS DE POLLO
Las mollejas de pollo, contiene proteínas, vitaminas y minerales. También aporta un alto contenido de colesterol a la dieta, algo que puede ser un problema si tu nivel en la sangre de esta sustancia es elevado.
Las mollejas de pollo son una excelente fuente de proteínas de alta calidad, con 30.3 g por porción. Este valor aporta una cantidad significativa a lo que necesitas por día, de 46 a 56 g. Las proteínas son buenas para el sistema inmune y contribuyen a la reparación de tejidos. Las proteínas presentes en la molleja proporcionan todos los aminoácidos esenciales.

Una porción de mollejas de pollo tiene un alto contenido de selenio, con el 59 por ciento del consumo diario recomendado. Este mineral contiene antioxidantes que brindan protección contra diversas enfermedades, entre las que se incluye el cáncer. Las mollejas aportan el 29 por ciento del valor diario de zinc, el 19 por ciento de fósforo y el18 por ciento de hierro.


Carlos Holsen

cocinero

Conductor “Tres en la Cocina”

Deje una respuesta