Murió poeta Dora Varona, viuda de Ciro Alegría

A los 88 años, dejó de existir Dora Varona Gil, la poeta cubana quien estuvo casada con el escritor Ciro Alegría,  cuya obra y manuscritos fueron rescatados por ella.

Lamentable partida de Dora Varona, la viuda de Ciro Alegría Bazán,  a quien conoció en la Universidad de Oriente (Cuba) cuando él era su profesor.

La poeta cubana murió de fibrosis pulmonar, como lo dio a conocer su hija Cecilia Alegría Varona en su cuenta de Facebook.

SU MATRIMONIO CON CIRO ALEGRÍA

Dora Varona y Ciro Alegría se casaron el 25 de mayo de 1957 en Cuba, Se habían conocido en la Universidad de Oriente, donde ella fue su alumna. “Era sencillo y trágicamente sensible” así recordaba al escritor, a quien acompañó en los últimos diez años de su vida.

Fruto de su matrimonio son: Cecilia (1958), Benjamín (1961), Gonzalo (1962) y Diego (nacido cinco meses después del fallecimiento de su padre) y quien encontró trágica muerte cuando apenas tenía 15 años

Al fallecer Ciro  Alegría ( 17-02-67), fundó Ediciones Varona, donde publicó las ediciones de los manuscritos dejados por el escritor; Dora Varona llegó a recopilar hasta 27 títulos, además de difundir la memoria del autor de “El mundo es ancho y ajeno”.

Mario Vargas Llosa lo considera como autor de la primera novela clásica escrita en el Perú”  nos confesó en una entrevista radial. 

Dora Varona y Genaro Llanqui

UNA HERMOSA HISTORIA DE AMOR

Al enviudar de Ciro Alegría, la poeta estaba con cuatro meses de gestación y tres hijos pequeños. La situación económica no era precisamente la mejor. Junto a ella, estaba Genaro Llanqui, el joven aymara quien fuera contratado como chofer de Ciro Alegría, dos meses antes de su partida, tiempo en el que recibió  mucho afecto y respeto del escritor. Por eso, lo lloró en su partida y que Dora recordaba conmovida.

“Este gesto me hizo pensar que a través de aquel hombre lo lloraba todo el pueblo humilde del Perú”

Llanqui permaneció  al lado de la familia, apoyando moral y económicamente a los niños y la joven viuda embarazada, manteniendo una prudente distancia. Nació una fuerte amistad, basada en el respeto, admiración y lealtad.

 

Dora Varona se conviertió  en la maestra del joven aymara, que hacía de amigo y padre de los niños, no solo del castellano, sino también del aprecio a la  literatura y las artes.

“Además de la diferencia de razas, de cultura, de posición social, ¿qué le diría a una dama que había estudiado en Europa, que era escritora y maestra del idioma?”

Y surgió el amor y la intención de sellarlo mediante el matrimonio. El círculo social de Dora se escandaliza, pero el aplauso de los chicos fue más.

“Cuando me casé con Genaro llovieron las críticas sobre mi decisión”,

Los moralistas decían que había “ofendido” la memoria de  Ciro Alegría al casarse con un hombre de extracción andina, más joven que ella. Desafiando prejuicios, se casaron y tuvieron una feliz relación de 40 años.

 

Esta historia de amor, fue plasmada en un libro titulado “Todo tiene su tiempo”, una narración que nos confronta con los conflictos sociales y políticos de la época.

 

Deje una respuesta