Candelabro de Paracas no fue dañado, según Ministerio de Cultura

Ministerio de Cultura descarta daños al geoglifo de El Candelabro de Paracas, como dicen algunos pobladores y promotores de turismo, que fueron recogidas por algunos medios de comunicación.

Respecto de las imágenes que vienen circulando en algunos medios de comunicación sobre supuestos daños a El Candelabro de Paracas, el Ministerio de Cultura informa lo siguiente:

• Un equipo del sector ha constatado que no se ha producido afectación directa al geoglifo, el cual se encuentra intacto.

• Aproximadamente a 15 metros de la parte baja del geoglifo, se advierten huellas de vehículos medianos de una profundidad de cinco centímetros.

• Los daños al entorno son reparables.

En la zona hay señalización que advierte a transeúntes y conductores sobre la intangibilidad del terreno y la restricción del ingreso.

• Los conductores de los vehículos habrían ingresado por una zona restringida.

• El Ministerio de Cultura se encuentra investigando el hecho con el fin de identificar al presunto o presuntos responsables de la afectación al entorno.

EN LAS ARENAS DE PARACAS

Colosal y enigmático, El Candelabro de Paracas  se plasma en las arenas de la Reserva Nacional,  con una extensión de 180 metros y una profundidad promedio de 1.2 metros. Imperturbable y desafiante al tiempo y los vientos de la zon.

Sobre su origen se han tejido diversas historias que van desde el mapa de un tesoro enterrado por piratas, hasta, un puerto de naves extraterrestres, pasando por  asociarlo a la Gran Cruz del Sur, conocida como la Cruz de los Navegantes, que les indica el camino hacia el polo Austral. 

Lo más probable es que haya sido dibujado por los antiguos peruanos para orientarse cuando en sus largas travesías de pesca.

El Candelabro de Paracas, es también Patrimonio Cultural de la Nación expresa un conjunto de valores, símbolos y creencias de los pueblos de San Andrés, Pisco y Paracas, que reconocen a esta figura como suya.

LATENTE PELIGRO

El Ministerio de Cultura emitió un comunicado sobre los posibles daños El Candelabro de Paracas, a raíz de la denuncia de pobladores y promotores de turismo, sobre aparición de huellas de neumáticos cercanas a la figura, y que fueron recogidas por varios medios de comunicación.

Similar situación se dio en agosto de 2016,  cuando el personal del Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp) intervino a un grupo de personas que dañó una zona frágil cercana al geoglifo.

En aquel entonces se incautaron dos camionetas, una cuatrimoto y un auto, pero los propietarios de los mismos, se fugaron.

 

Deje una respuesta