La tranquila vida de Marisol a los 70 años

La niña prodigio de  España, la de cabellos rubios y ,ojos azules con una prolífica carrera como artista, cumplió 70 años

Una vida holgada pero sin lujos. Así es como transcurre el día a día de Pepa Flores desde  hace 32 años, cuando decidió dejar de ser Marisol para eligir el anonimato y la playa de La Malagueta. Un retiro profesional que empezó cuando tenía 38 años.

La actriz cumple 70 años en su plenitud. Con un recordado desnudo en la primera página  de Interviú, que aún queda en algún  en los kioscos. Lo celebrará con sus hijas, su nieto, su madre y Massimo Stecchini, su novio desde hace tres décadas. Nadie más en el círculo de una actriz que no ha enterrado al mito.

En el currículum de Pepa Flores figuran 22 papeles en el cine, dos miniseries, un documental sobre ella y decenas de sencillos y discos. Una prolífica carrera como artista en la que también prestó su imagen para merchandising. Desde su propia muñeca de famosa hasta pósteres y libros que generó ingresos millonarios, de los que ella apenas vio ciertos beneficios.

Marisol fue descubierta por Manuel Goyanes, quien la fichó con 11 años y la llevó de su Málaga natal, a vivir a Madrid. A los 12, estrenó su primera película ” Ha llegado un ángel”. De la mano de los Goyanes, vivió una infancia de trabajo con un contrato muy poco ventajoso para ella y con exigencias que le llevaron a sufrir una úlcera a los 15 años y quedarse sin voz.

Cuando la trajeron a Madrid, firmaron un contrato con cláusulas leoninas, porque ella aún no era conocida, Su éxito fue tal, que sin cambiar ese contrato, Goyanes lo dejó todo para dedicarse íntegramente a ella.

“Prueba de su rentabilidad es que rechazó traspasarla a Columbia Pictures -la productora de Hollywood- por los beneficios que le reportaba”, explica José Aguilar, amigo y biógrafo de Marisol.

La exniña prodigio de Espana, cumple 70 años en la tranquilidad de su hogar.

Después, se enamoró de Antonio Gades, hijo de su manager y comenzó su cambio: pasó de ser la niña del Franquismo, con películas como Un año de luz y Tómbola, a una intérprete madura con ideas de izquierdas. Su salto a la edad adulta definitiva, llegó en 1976 y, sin su autorización, Interviú publicó fotos de Marisol, desnuda tomada por el fotógrafo Cesar Lucas, seis años antes.

Un año después de separarse de Goyanes, Pepa empezó una relación con Antonio Gades, con quien tuvo tres hijas: María, Tamara y Celia. En 1986 los casó Fidel Castro en Cuba, como una demostración del apoyo de la pareja al comunismo.

Por esos años,  hizo cuatro películas más y la serie Mariana Pineda, que no cosechó buenas críticas.

Con su retiro, la actriz encontró también la estabilidad emocional. Hace 30 años conoció en la pizzería El Trastevere al italiano Massimo Stecchini. Él es 11 años más joven, pero la diferencia de edad, no impidió que el romance se asentara y en la actualidad él se ha adaptado a la vida de Pepa. La entiende muy bien, algo que en parte no es fácil por la contradicción en la que vive: alguien que quiere ser anónimo pero a quien siempre reconocen.

Deje una respuesta