Christina Onassis: La multimillonaria que quiso ser feliz

Famosa, multimillonaria, pero con la felicidad esquiva, Christina Onassis fue hallada muerta en su bañera, hace treinta años en la Argentina.

Tenía tan solo 37 años y Christina Onassis, ya cargaba cuatro divorcios a cuestas, además de soportar la tragedia de perder prácticamente a toda su familia en menos de año y medio: Su hermano Alexander en un accidente, su madre Athina Livanos por exceso de drogas, y finalmente, su padre.

La tragedia parecía atravesar con su guadaña a la joven multimillonaria que estaba dispuesta a dar todo  para ser feliz, y cuya vida inspiró al cantautor español Joaquín Sabina para el tema “Pobre Cristina” en su álbum “Mentiras piadosas”.

Solo la presencia de Athina, la hija producto de su tercer matrimonio, representaba el bálsamo en su atormentada vida.

A los 30 años fue diagnosticada como depresiva, sumada a su lucha contra la obesidad que le generaba cuadros de ansiedad, por lo que se medicaba para poder dormir. Christina se volvió adicta a ellos y alguna vez tuvo que ser ingresada de emergencia a un hospital por sobredosis.

La muerte la encontró sola, en una bañera, un día después de comprometerse para casarse por quinta vez con “el amor de su vida”. Tenía 37 años y el calendario marcaba el 19 de noviembre de 1988.

Se descartó la hipótesis del suicidio y se dijo que un ataque al corazón, causado por un edema agudo al pulmón, acabó con la vida de Christina, la mujer que a decir de Sabina “era tan pobre que solo tenía dinero”.

 

 

Deje una respuesta