Pedro Bocanegra y Abelardo Vásquez en el recuerdo

La efemérides del 2 de enero nos recuerda el nacimiento del gran cultor de la música afroperuana, Abelardo Vásquez; pero también evoca la partida del compositor criollo, don Pedro Bocanegra.

ILUSTRE LAMBAYECANO

Pedro Augusto Poemape, es uno de los representantes de la llamada Guardia Vieja. Nacido en Chiclayo el 4 de junio de 1890, tuvo una corta, pero intensa vida dedicada al criollismo,
a su inspiración corresponden temas como: ” Entre los dos”, “La Alondra”, “En tu día “(La bóveda azulada), “Soy hoja desprendida”, “A orillas del Mantaro”, “Un suspiro” etc.

  Integró la banda de músicos del ejército donde tocaba el clarinete y compuso la marcha “Los voluntarios” en honor al coronel Emilio Soyer. En 1918 se trasladó al valle del Mantaro, al que le dedicó también, un sentido tema. Al llegar a Lima hizo una vida de bohemia, además de tocar la bandurria. Vivió en un cuarto alquilado del callejón del Pino, en la calle Patos.

Celebrar la llegada del año 1927, resquebrajó la salud del compositor Pedro Augusto Bocanegra, quien falleció a los 36 años, la madrugada del 4 de enero de 1927, víctima de una neumonía fulminante.

MAESTRO DE LA JARANA

Abelardo Vásquez Díaz nació en Jesús María el 2 de Enero de 1929. Fue el cuarto hijo de doña Susana Díaz y del gran Porfirio Vásquez Aparicio.
Muy pequeño,
se integró con sus hermanos al conjunto formado por su padre llamado “Porfirio Vásquez y sus hijos” con quien realizó numerosas presentaciones.
En 1956 integró la primera compañía negra “Pancho Fierro” organizada por José Durand que introdujo la música costeña afro peruana en la sociedad limeña
Hacia inicios de los sesenta, Abelardo era ya uno de los artistas más completos en el género: cantor de festejo y de la auténtica marinera limeña que había aprendido de su padre, zapateador, cajonero, bailarín sin igual de marinera y festejo. Desde fines de los cincuenta formó parte del conjunto “Cumanana” organizado por Nicomedes Santa Cruz. Con este conjunto grabó un disco que hasta hoy sigue siendo un clásico; “Cumanana”. Abelardo fue el solista que más intervino en el disco cantando piezas que hoy son emblemáticas del folklore afro peruano: marinera limeña, pregones, habaneras, festejos y otras. Más tarde formó parte del elenco del “Teatro y Danzas Negras del Perú”, trabajando con Nicomedes y Victoria Santa Cruz.
Abelardo Vásquez no se ha limitado a ser un extraordinario cantor. También ha compuesto también participó en algunos cortos y miniseries, entre los que destacó la obra “Matalaché”.

Abelardo Vásquez fue un maestro. Ejerció por más de 30 años la docencia, en la Escuela Nacional Superior de Folklore “José María Arguedas”. Falleció en su hogar el 4 de abril de 2001, fue enterrado en olor a multitud, acompañado de  guitarras, cajones y cantos.

Deje una respuesta