Sergio Ramírez dedica premio Cervantes a compatriotas asesinados

“A los nicaragüenses que en los últimos días han sido asesinados por reclamar justicia y democracia” dedicó el escritor Sergio Ramírez, al recibir el Premio Cervantes en España.

Galardonado escritor y exvicepresidente (1985-1990) de Nicaragua, Sergio Ramírez, no pudo evitar referirse a los acontecimientos de su país al recibir el el Premio Cervantes, el máximo galardón de las letras españolas, de manos del rey Felipe VI.

Ramírez dedicó el premio a sus compatriotas asesinados por reclamar “justicia y democracia al Gobierno de Ortega” y  “a los miles de jóvenes que siguen luchando por que Nicaragua vuelva a ser república”.

“No hay nada que pueda y deba ser más libre que la escritura”, afirma Sergio Ramírez, quien se alejó del régimen del régimen de Ortega, tras haber sido vicepresidente durante 5 años. Gran parte de su discurso al recibir el premio Cervantes, fue dedicado al valor de la literatura  frente al partidismo y poder.
Ramírez es el primer centroamericano en recibir el premio más importante de la lengua castellana y lo hace, cuando su país está en la mirada del mundo por la violencia desatada por un proyecto de reforma del sistema de seguridad social y pensiones del Gobierno de Ortega, que hasta ahora, ha ocasionado 30 muertos.

Ramírez cuestionó a los  “caudillos enlutados antes, caudillos como magos de feria hoy, disfrazados de libertadores, que ofrecen remedio para todos los males” que para muchos, estuvo dirigido a Ortega y otros políticos populistas latinoamericanos.

Aunque nunca dejó completamente de escribir, Sergio Ramírez tuvo decisiva participación cuando el sandinismo ingresó al poder.

 “Si un día me aparté de la literatura para entrar en la vorágine de una revolución que derrocó a una dictadura fue porque seguía siendo el niño que se imagina de rodillas en el suelo de la venta presenciando la función de títeres del retablo del Mese Pedro, ansioso de coger un mandoble para ayudar a Don Quijote a descabezar malvados”

 

HIJO LITERARIO DE MIGUEL DE CERVANTES, COMPATRIOTA DE RUBÉN DARÍO

Se considera heredero del boom latinoamericano, pero también “Cervantino y dariano, ato mi escritura con un nudo que nadie puede cortar ni desatar; un nudo de palabras en mi oído desde la infancia”.

En su discurso, estuvo presente el recuerdo de su madre y maestra de Literatura en Secundaria, Luisa Mercado,  quien le enseño a leer el Quijote y entender de él, “las dos cualidades de la naturaleza y de la vida” que son el humor y la melancolía.

LA PALABRA DEL REY

“Don Sergio, en estas horas difíciles toda España lleva a Nicaragua en su corazón” le dijo el rey Felipe durante la premiación . El monarca afirmó después que el escritor nicaragüense “es una rama esencial de ese árbol que es la literatura cervantina”.

FUENTE: ANSA, EL PAÍS, AGENCIAS

 

Deje una respuesta