Los charangos están de duelo, murió don Jaime Guardia

Falleció don Jaime Guardia Neyra, ícono de la música andina, a quien don José maría Arguedas le dedicara su libro “Todas las sangres”.

Privilegiado cultor del charango al que solía arrancarle las mejores melodías, dueño de una voz que llega al alma de quienes lo escuchan, don Jaime Guardia Neyra, fue también compositor e investigador musical del Perú.

Un incansable difusor de nuestro acervo andino al que le dedicó más de 70 años para preservarla en la memoria colectiva del pueblo. Mérito reconocido por nuestro amauta José María Arguedas, quien lo inmortalizó en la dedicatoria de su libro “Todas las sangres”.

“A Jaime Guardia, de la Villa de Pauza, en quien la música del Perú está encarnada cual fuego y llanto sin límites”.

 

(José María Arguedas)

 

LA LIRA PAUCINA
Nacido en Pauza, en 1933, Don Jaime Guardia integró el famoso trío La Lira Paucina con Jacinto Peve -quien tiene un monumento en Pauza- y Luis Nakayama.

Considerado uno de los mejores tríos de la música andina, La Lira Paucina captó la atención del escritor José María Arguedas, quien por ese entonces, era jefe de la sección de folclore del Ministerio de Educación.

El amauta, recorría coliseos y centros musicales, no solo para supervisar los eventos, sino también para dar recomendaciones orientadas a preservar la esencia cultural de cada una de las regiones de donde procedían.

Con “La Lira Paucina” grabó seis discos de larga duración.

JAIME GUARDIA CHARANGUISTA

Es el título de su libro, donde explica las razones por las que evitaba la comercialización de la música y critica a la incorporación de instrumentos ajenos a la cultura andina.

Don Jaime tenía autoridad para cuestionar la llamada fusión, porque trabajó junto a Arguedas y otro gran investigador como Josafat Roel, en La casa de la Cultura. Apoyó el trabajo de recopilación de grabaciones, y de información sobre fiestas y danzas de diversas regiones andinas.

Esta larga trayectoria sirvió como fundamento para nombrarlo Doctor Honoris Causa por la Universidad San Cristóbal de Huamanga en el 2015.

En el 2015 también fue distinguido con el Colibrí de Plata en el área de Artes Musicales, Escénicas y Audiovisuales, del Premio Adulto Mayor Prima AFP. Emocionado refirió:

“(…) El charango tiene un sonido noble, muy apropiado para la música andina. Su sonido expresa alegrías y tristezas, como es la vida misma”.

Adiós maestro, el Perú tiene una inmensa deuda moral con usted, incansable difusor de nuestra música andina.

Deje una respuesta