Edwin Vásquez Cam: A 70 años de su hazaña olímpica

Hace 70 años, la bandera peruana se izó, por única vez, en una olimpiada, a la par de escucharse su himno nacional, gracias a la medalla de oro obtenida en tiro, por Edwin Vásquez Cam.

Londres 1948 reiniciaba las competencias olímpicas, tras un obligado (y largo) paréntesis por la segunda Guerra Mundial. Perú estuvo representado por 40 deportistas, 9 de los cuales , eran parte del equipo de Tiro, entre ellos, Edwin Vásquez Cam. 

Ostentaba el título del  tirador más joven en ganar el reconocido trofeo “Juan Gildemeister”, obtenido a los 18 años. A Londres llegaba con 26 y una pistola prestada (porque la suya era muy obsoleta).  Su competidor el sueco  Torsten Ullman,  último campeón olímpico, recordman y 4 veces campeón mundial.

Edwin Vásquez ganó por 6 puntos de ventaja la competencia,  una diferencia muy abultada en esta disciplina. Para orgullo nuestro, se convertía en el primer deportista latinoamericano en obtener una medalla de oro en los Juegos Olímpicos.

El mismo año en que obtuvo la presea olímpica, Edwin Vásquez se graduaba como
ingeniero civil en la Pontificia Universidad Católica del Perú, que demuestra su responsabilidad en y disciplina para entrenar, sin descuidar sus estudios.

¿NOMBRE PROFÉTICO?

Luis Enrique Cam, realizó “Héroe olímpico” que relata los pormenores de la hazaña deportiva de Edwin Vásquez.

Sobre su nombre, refiere una anécdota cuando lo bautizaron. El sacerdote trató de convencer a sus padres que llevara uno de los nombres que el calendario gregoriano signaba para los nacidos el 28 de julio (hasta en eso hay una feliz coincidencia). No quería que lo llamaran Edwin. Los nombres para escoger eran: : Celso, Nazario o César.

Su padre quería llamarlo Edwin y para no contradecir más, aceptó que se llamara César, pero también Edwin. Al despedirse el sacerdote, comentó:

– No sé de dónde me sacan algunos nombrecitos. ¿Edwin?…ese será un buen nombre para que suene en Inglaterra. Pero aquí en el Perú, no puede ser, no puede ser…

No se equivocó, porque el niño nacido en Malambito, 26 años después haría historia, precisamente en Inglaterra.

¿Qué pasó por la mente del menudo joven (1.59 de estatura) durante la competencia de tiro a la que fue con una pistola prestada?

 “Yo estaba tranquilo, con la mente en blanco. Pero sin duda, con el corazón acelerado…pese a mis esfuerzos por impedirlo. Pensé en el Perú, en los míos y volví a recordar los consejos de mi padre: Antes de una prueba lo ideal es autocontrolarse…También pasó por mi mente la frase histórica de Francisco Bolognesi “Pelearemos hasta quemar el último cartucho…”.

En un país que tiene al fútbol como el deporte rey y que  se sintió eufórico por su presencia en un mundial, vale la pena recordar la trascendencia del logro obtenido en un deporte llamado Tiro, donde uno de sus representantes, puso en alto el nombre del Perú. Ese héroe olímpico, se llamó Edwin Vásquez Cam.

Deje una respuesta